Saltar al contenido

5 Cinco cosas a comprobar antes de encender la calefacción

El invierno se acerca y la mayoría de nosotros tendremos la discusión de siempre sobre si ponerse otro jersey o finalmente ceder y encender la calefacción. Pero si tu caldera ha estado apagada durante los meses de verano, tienes que asegurarte de que funciona correctamente. Hoy te traemos una lista de cinco cosas que debes comprobar antes de encender la calefacción central.

1. ¿Has realizado el mantenimiento de la caldera?

Uno de los mayores gastos de las facturas de suministros suele ser la calefacción central, por lo que es imprescindible asegurarse de que se encuentre en óptimas condiciones para el invierno. Más del 78% de las averías de la caldera ocurren en agosto y en invierno, por lo que es mejor reparar la caldera durante el verano. De esa manera, si algo se estropea, tendrás tiempo suficiente para arreglarlo y prepararlo para cuando vayas a necesitarlo. Además, seguramente te cueste mucho menos encontrar un profesional disponible en verano que en invierno.

2. Purga de radiadores e instalación de válvulas termostáticas

A menos que seáis familia numerosa, las posibilidades de que necesites mantener todas las habitaciones de la casa a la misma temperatura son bastante escasas. ¿Sabías que puedes ahorrar dinero en calentar el dormitorio de invitados instalando válvulas termostáticas en tus radiadores? Este sería un buen punto de partida.

Puedes comprar válvulas termostáticas en la mayor parte de las tiendas de bricolaje, para luego configurar las habitaciones que no usas habitualmente a una temperatura más baja, aliviando así  el esfuerzo que debe hacer la caldera y ahorrando parte del dinero que tanto te cuesta ganar.

También es recomendable purgar los radiadores antes de encender la calefacción central para asegurarte de que todos funcionan de manera eficiente y que tu caldera no tiene que trabajar tanto para calentarla casa.

3. ¡Ten cuidado con las corrientes de aire!

No solamente debes comprobar el funcionamiento de la calefacción central, sino también el de tu vivienda. ¡No tiene sentido asegurarte de que el sistema de calefacción funciona bien si vamos a terminar perdiendo todo ese calor por las fugas y corrientes de aire de puertas y ventanas.

Comprobar las corrientes de aire de tu casa es un trabajo relativamente económico que cualquiera puede hacer. Y no solo permite ahorrar energía y dinero, sino que además reduce la cantidad de esfuerzo que tiene que realizar la caldera para mantener tu casa agradable y calentita. Por no hable de que ayudará a mantener la caldera en buenas condiciones por más tiempo.

¿Pero por dónde empezar?A continuación, se muestran algunos lugares comunes para verificar:

  • Ventanas: especialmente ventanas antiguas o con marcos de madera. Es aconsejable cerrar las cortinas para ayudar a mantener el calor adentro.
  • Escotillas del techo: el calor aumenta, por lo que podrías estar perdiendo mucho calor en tu casa (¡asegúrese de que también están completamente aisladas!).
  • Extractores antiguos: los extractores son excelentes para reducir la humedad y la circulación de aire en tu hogar. Pero si el tuyo es muy antiguo, puede que estés dejando salir todo el calor sin darte cuenta.
  • Grietas en las paredes: merece la pena revisar la casa en busca de grietas en las paredes exteriores, ya que también podrían estar dejando salir el calor. ¡No olvides revisar también los rodapiés!

4. Temporizadores y termostatos

Calentar tu casa cuando no estás en ella no sólo es una pérdida de tiempo y dinero, sino que además estás obligando a tu sistema de calefacción central a realizar un esfuerzo innecesario. Por eso, cuando vayas a realizar las anteriores comprobaciones, también es recomendable que te asegures de que el temporizador y el termostato también están funcionando correctamente. Esto incluye comprobar que la hora esté bien configurada. Y lo mismo con la temperatura. Ten en cuenta que si está configurada demasiado baja, no se encenderá.

Si no tienes una rutina establecida, entonces puede que te merezca la pena invertir en un termostato inteligente. Uno de estos pequeños dispositivos te permitirá modificar la calefacción desde tu móvil, asegurándote de que tu casa esté a una temperatura agradable, lista para cuando regreses. Además, ¡son muy sencillos de instalar!

5. Comprobar fallos

El diagnóstico de fallos del sistema de calefacción central puede ser complicado, pero unas sencillas comprobaciones antes de encender la calefacción central pueden ayudarte a detectar posibles averías de la caldera.

Cosas a tener en cuenta:

  • Verifica que la luz piloto esté encendida correctamente y  que no se apaga continuamente.
  • ¿Hay ruidos inusuales o fuertes?
  • ¿Tu caldera o alguno de sus radiadores tiene fugas?
  • ¿Funcionan correctamente todos los componentes eléctricos de la caldera y de los termostatos?

Si no está seguro de algún problema de la caldera, es importante que llames a un técnico cualificado para que lo solucione cuanto antes. Llevar a cabo estas comprobaciones te ayudará a asegurarte de que tu caldera pueda hacer correctamente su trabajo durante el invierno.