Aerotermia con Suelo Radiante

¿Qué es la aerotermia con suelo radiante?
La aerotermia con suelo radiante es un sistema de climatización que utiliza la energía presente en el aire exterior para producir calor y agua caliente sanitaria. Este sistema es eficiente y respetuoso con el medio ambiente, ya que no requiere la quema de combustibles fósiles.
Ventajas de la aerotermia con suelo radiante

Ahorro energético y económico
No requiere la quema de combustibles fósiles
Funciona de forma silenciosa y sin vibraciones
No produce emisiones contaminantes
Ideal para edificios de bajo consumo energético

Funcionamiento de la aerotermia con suelo radiante
La aerotermia con suelo radiante funciona gracias a una bomba de calor que extrae la energía del aire exterior y la convierte en calor. Este calor se distribuye por el suelo radiante, que a su vez lo transmite a los espacios de la vivienda. Además, también se puede utilizar para producir agua caliente sanitaria.
Instalación de la aerotermia con suelo radiante
La instalación de un sistema de aerotermia con suelo radiante requiere una planificación cuidadosa y una ejecución profesional. Es importante contar con un equipo de profesionales cualificados para garantizar el correcto funcionamiento y el rendimiento óptimo del sistema.

Mejor Aerotermia con Suelo Radiante para tu hogar

Aerotermia con Splits Samsung

Catálogo de Aerotermia con Suelo Radiante

Filtrar por

Aun no hay productos de esta categoría

Productos de Aerotermia con Suelo Radiante más vendidos

Aerotermia con suelo radiante

La evolución de la tecnología representa un gran avance para la sociedad, lo que ha permitido que en la actualidad se cuente con sistemas de aire acondicionado o calefacción.

Las personas siempre buscan la manera de sentirse cómodas frente a las temperaturas extremas. En la antigüedad lo hacían a través de una fogata o utilizando una cueva, en la actualidad cuentan con diversos tipos de opciones para lograr ese confort.

Esto significa que ya no se requiere tener una fogata en casa, ni tampoco gastar gran cantidad de dinero en facturas por una calefacción o un aire acondicionado, ya que la aerotermia con suelo radiante resulta una tecnología plenamente innovadora, cuya función es mantener el lugar siempre aclimatado, usando para ello el principio de la energía limpia, con la ventaja de que su consumo tiende a ser menor que otros sistemas de climatización, lo que devenga menos recursos.

Este tipo de técnica funciona conjuntamente con el suelo radiante y esta simbiosis hace que aumente su eficiencia. Es un sistema totalmente moderno, de gran calidad y que resulta mucho más económico en el tiempo.

¿Qué es la aerotermia con suelo radiante?

Para dar una definición en cuanto a la técnica de suelo radiante y aerotermia, se debe diferenciar el principio que conforma ambos términos. Por su parte, la aerotermia está considerada como un generador que está constituido por una bomba de calor, lo cual le permite calentar o enfriar el agua, empleando para ello la energía contenida en el aire.

En cambio, el suelo radiante tiende a funcionar como una especie de emisor conformado por una serie de tuberías que deben ser instaladas por debajo del suelo, donde a través de ella pasa el agua caliente o la fría, la cual es la encargada de transmitir esa temperatura al ambiente circundante.

Además, la anergia que se genera por el calor externo, es posible disfrutarlo mediante una excelente calefacción, aire acondicionado o agua caliente sanitaria, los cuales todos giran alrededor de un mismo sistema.

Asimismo, es importante señalar que el sistema de aerotermia tiene la posibilidad de funcionar de manera eficiente, tanto con suelo radiante o a través de otros sistemas, reconociendo que la mejor manera de potencializar sus efectos es mucho mejor hacerlo mediante el suelo radiante, por la sencilla razón de que este logra aumentar el rendimiento, lo que se traduce en ahorro en cuanto a las facturas.

Este tipo de sistema también puede ser usado con radiadores de agua tradicionales, así como también con fancoils y radiadores de baja temperatura. Este sistema ha tenido tanto auge y tanta aceptación, que es uno de los más solicitados dentro del mercado por parte de los usuarios.

Ante esto, se puede predecir que es un sistema que a futuro tendrá una excelente proyección, ya que emplea energía renovada y que, además, cuenta con el uso de un sistema que es totalmente limpio.

Funcionamiento de la aerotermia

La aerotermia se estipula como aquel sistema que logra complementarse de forma muy idónea con el suelo radiante. Esto permite que se constituyan como un gran equipo, ya que cuando uno calienta el agua, el otro pasa a usarla para aclimatar el ambiente.

En cuanto a su funcionamiento, es importante comprender todo lo relacionado con la función del suelo radiante, por tratarse de el mejor sistema que puede amoldarse a la aerotermia.

Además, se parte del principio de que la configuración básica de un sistema de suelo radiante por aire, siempre va a consistir en el transporte de agua a temperatura media, aproximadamente como unos 40 grados centígrados en invierno y unos 16 grados centígrados en verano.

Esto se hace mediante un bucle de tubería de polietileno reticulado, el cual es accionado por una bomba de calor aerotérmica.

En resumen, se puede afirmar que el calor siempre se va a extraer de un medio, ya sea del aire o del agua, y se va a transferir a otro medio, ya sea al aire o el agua, dentro de un proceso totalmente cíclico.

Por su parte, en invierno el calor siempre se va a extraer del aire exterior y va a ser transferido al agua y al aire interior, al contrario del verano, donde el sistema funciona invertido, ya que extrae el calor del hogar y lo lleva al exterior, creando de esta manera aire acondicionado.

Realmente es un proceso de obtención con el uso de la energía que tiende a dividirse en 4 procesos, los cuales cooperan entre sí, dentro del cíclico frigorífico y tienen la potestad de cambiar de sentido de acuerdo a su finalidad, ya sea de refrigeración o calefacción, compresión, evaporación, expansión y condensación. Esto constituye el proceso dentro del circuito frigorífico de una bomba de calor aerotérmica.

Ventajas de la aerotermia

Es un sistema de climatización que representa una gran utilidad, entre sus ventajas destacan las siguientes:

  • Su ahorro siempre va a ser mucho mayor, si se le compara respecto a los radiadores.
  • Su utilidad es muy valorada, tanto en la época de verano como en la llegada del invierno.
  • Su calor tiende a ser mucho más homogéneo y con él se puede transitar totalmente descalzo debido a que toda la vivienda va a conseguir una temperatura ambiental sumamente confortable.
  • Adicional a ello, el uso de este sistema siempre va a brindar el confort requerido, por ello, se le considera una inversión muy productiva en cuanto a confort hogareño se refiere.
  • Posee además, una gran eficiencia energética, ya que el suelo radiante por estar conectado a un generador de bomba de calor de fuente de aire, garantiza un excelente nivel de eficiencia energética
  • Este sistema, cumple una función mucho más elevada que de los sistemas tradicionales, ya que en estos era necesario aumentar la temperatura del líquido, hasta los 80 grados centígrados.
  • Otra ventaja que ofrece, es que no produce ruidos ni ningún sonido molesto que puedan llegar afectar de forma negativa la comunicación y el confort de los usuarios, ya que la unidad funciona como un suelo flotante.

Tenemos todas las marcas de Aerotermia con Suelo Radiante

Preguntas frecuentes Somgas

La aerotermia es un sistema que emplea la energía térmica del aire exterior para climatizar todos los espacios de tu vivienda.

Además, tiene la ventaja de que no cumple una sola función, sino que puede brindarte servicio de calefacción, aire acondicionado o agua caliente sanitaria acs, todo en uno.

Utiliza energía limpia y sin huella de carbono. También es una de las más eficientes del mercado, ya que hasta el 75% se extrae del aire y solo el 25% restante de la electricidad. Todo esto tiene un impacto muy positivo en tu factura mensual y en el medioambiente.

Se basa principalmente en una bomba de calor que calienta el agua mediante el intercambio con el exterior. De esta forma se genera calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria, según la necesites.

Esta bomba es el sistema que transporta la energía calórica de un espacio a otro. Dependiendo de lo que necesites, extrae el calor del interior de tu vivienda y lo expulsa al exterior o a la inversa.

Existen dos tipos principales de bombas:

  • Aire-aire: son aquellas que extraen la energía del aire exterior y la transfieren a la estancia, a calentar o a la inversa si deseas enfriar un espacio.

Este tipo de aparatos no pueden usarse para agua caliente sanitaria (ACS), ya que se utilizan principalmente en aire acondicionado de splits, conductos o VRF.

  • Aire-agua: estas funcionan variando la temperatura del agua del circuito, con ayuda del calor obtenido del aire y un intercambiador.

Este sistema sí permite su uso para el servicio de ACS, proporcionando calefacción y agua caliente. Se acumula en un depósito para su uso posterior en grifos y duchas.

El coste de contar con una instalación de aerotermia en tu vivienda puede variar mucho dependiendo de las características particulares del espacio y de las necesidades que deseas cubrir.

También dependerá del equipo que necesites. En este caso estamos hablando de un precio estimado que oscila entre 5.000 € y 7.000 €. Esto incluiría:

  • Bomba de calor.
  • Grupo hidráulico.
  • Depósito de inercia y de ACS.

Otro aspecto a tener en cuenta es el tamaño del inmueble, ya que determina:

  • La potencia necesaria de la bomba de calor.
  • La longitud total de la instalación hidráulica.
  • Los metros de suelo radiante o la cantidad de radiadores requeridos (según la opción que elijas).

No olvides que el tipo de vivienda (piso o unifamiliar), la localización geográfica y la orientación de tu casa, el año de construcción del inmueble o el municipio donde se encuentra, también tendrán que ver en el importe total de la instalación de este sistema, así como si vas a hacer uso de servicio de agua caliente sanitaria ACS con él.

Si sumamos todo, podemos afirmar que el coste total puede estar entre los 8.000 € y 24.000 €. Es verdad que es una inversión inicial importante, pero se puede amortizar en poco tiempo (entre 4 y 6 años en promedio).