900 816 895

Calderas de Gas Condensación

Calentar nuestros hogares de forma eficiente es algo a lo que todos tenemos que apuntarnos. Las calderas de gas de condensación, en particular, están diseñadas para climatizar tu casa y el agua de la manera más eficiente posible. Además de ser obligatorio desde 2005, deben ser de eficiencia energética A.

En Somgas contamos con un equipo de instaladores de calderas de condensación especializados, siempre listos para ayudarte a lograr que tu vivienda tenga una sensación más hogareña. No importa si quieres instalar una nueva caldera de gas de condensación o si prefieres renovar la que ya tienes, con nosotros encontrarás atención personalizada.

Mejores Calderas de Gas Condensación para tu hogar

Si estás buscando una caldera de gas de condensación que se pueda conectar a sistemas de calefacción más grandes y complejos, entonces la caldera Junkers Cerapur Excellence Compact ZWB 25/28-1A es ideal para ti. Este equipo ha sido diseñado para brindar acceso a excelentes temperaturas y agua caliente sanitarias a cualquier inmueble de hasta 140 m².

Este modelo es eficiente y compatible con gas natural, al igual que con los gases de combustión, por lo que la eficiencia de la caldera es 108-110% dependiendo del modelo. Esto significa que los costos de calefacción se reducen significativamente. Conoce a continuación más detalles sobre este equipo.

Ver producto

Catálogo de Calderas de Gas Condensación

Filtrar por
  • Solicita presupuesto
  • Solicita presupuesto
  • Solicita presupuesto
  • Solicita presupuesto
  • Solicita presupuesto
  • Solicita presupuesto
  • Solicita presupuesto
  • Solicita presupuesto
  • Solicita presupuesto
  • Solicita presupuesto
  • Solicita presupuesto
  • Solicita presupuesto

Calderas de Gas Condensación más vendidas

¿Qué son las calderas de gas de condensación?

Una caldera de condensación es un tipo de caldera muy eficiente que recoge el gas generado por la quema de combustibles y lo utiliza para calentar el agua que entra por el sistema a través de la tecnología de condensación para aprovechar mejor el calor que genera.

Cuando se quema un combustible, se liberan gases (en su mayoría vapor de agua) a través de un conducto de humos. Con una caldera de condensación, estos gases se capturan y se reciclan de nuevo en el sistema a través de un intercambiador de calor (de acero inoxidable) en lo que se conoce como circuito primario. Según el tipo de caldera, el circuito primario transporta el calor al circuito de calefacción (radiadores) o al agua caliente sanitaria.

En comparación con una unidad de no condensación, las calderas de gas con esta tecnología utilizan menos combustible y energía y producen menos emisiones de CO2, gases de efecto invernadero con efectos nocivos para la atmósfera y las personas.

Ventajas de las calderas de gas de condensación

Ahorros en la factura del gas

Una caldera de condensación te ayuda a gastar menos porque es más eficiente reduciendo así el consumo, lo que verás reflejado en un ahorro tanto en energía como en la economía de tu hogar.

Calderas de gas de condensación de marcas como Bosch o Vaillant te ofrecen rendimientos de mínimo 90%, mientras que otro tipo de calderas apenas llegan al 60%.

Reduce las emisiones de CO₂

Se estima que un 16% de las emisiones mundiales de CO₂ proceden de calderas que no utilizan la tecnología de condensación.

Las calderas de condensación son la opción más económica y ecológica. Aprovechan mejor el calor que generan, ahorrando energía, dinero y produciendo menos emisiones de CO₂.

Mejor regulación de temperatura en función de la demanda

Las calderas convencionales suelen funcionar con un interruptor de encendido/apagado de la temperatura o un regulador con opciones de calefacción estándar. Sin embargo, las calderas de condensación no necesitan un programador, porque producen agua caliente sanitaria cada vez que se abre un grifo.

Una caldera de condensación siempre será entre un 15 y un 30% más eficiente desde el punto de vista energético que una caldera convencional.

Son más silenciosas

Las calderas de condensación modernas tienen un nivel sonoro de entre 40 y 60 decibelios cuando se calienta una vivienda. Este nivel sonoro es similar al de una lluvia moderada o al de una biblioteca media.

¿Cómo elegir tu caldera de condensación?

Los aspectos a tener en cuenta cuando vayas a elegir tu caldera de gas de condensación son:

  1. Las dimensiones de la vivienda: tendrás que ver la capacidad de la caldera para proveer agua caliente sanitaria a todos tus grifos.
  2. El tipo de corriente eléctrica que tienes en el inmueble, y si necesitas realizar la instalación del suministro de gas natural.
  3. La cantidad de personas que harán vida en el inmueble para determinar el consumo.

Otros tipos de calderas

Tenemos todas las marcas de Calderas de Gas Condensación

Preguntas frecuentes Somgas

Una caldera es un dispositivo utilizado para generar agua caliente o vapor para la calefacción o para generar energía. La fuente de calor de una caldera puede ser la madera, el carbón, el petróleo, la energía solar, la energía geotérmica o la energía nuclear.

El principio de funcionamiento de una caldera es sencillo: el agua del interior de la caldera se calienta quemando combustible en el horno. El agua calentada hierve hasta convertirse en vapor y este hace girar las turbinas que accionan los generadores para producir electricidad.

El funcionamiento de una caldera depende de su tipo. Por ejemplo:

  • Una caldera de combustible fósil utiliza carbón o petróleo como combustible para calentar el agua.
  • Una caldera de biomasa utiliza astillas, pellets o paja como combustible para calentar el agua.
  • Una central nuclear utiliza uranio o plutonio como combustible para calentar el agua.

Por suerte en SomGas somos expertos en instalar calderas. Si te preocupa la complicación de las obras o el precio, puedes estar tranquilo. Ofrecemos presupuestos personalizados y eficaces, además de resultados en un máximo de 24 horas.

La temperatura ideal de la caldera depende del tipo de caldera que tenga y de sus necesidades específicas. En general, su caldera debe ajustarse a una temperatura entre 60 y 80 grados Celsius (140°F a 176°F).

Si calienta su casa con una caldera de gas, debe ajustar el termostato a 60 grados Celsius (140°F) cuando quiera calentar su casa rápidamente. Si quiere mantener una temperatura agradable en su casa, ajuste el termostato entre 55 y 75 grados Celsius (130-167°F). Si quieres que tu casa se sienta más fría de lo habitual, baja el ajuste de la calefacción 10 grados Celsius (18°F).

Para saber cuál es la mejor caldera que puedes elegir dentro de todas las posibilidades que te ofrece el mercado, debes considerar los siguientes criterios.

  • El tamaño de la vivienda y la cantidad de entidades que deseas climatizar. Ten en cuenta que no es lo mismo una caldera para una casa que para un piso.
  • La cantidad de baños y grifos que requerirán el uso de agua caliente.
  • La temperatura exterior para conocer cómo reacciona cada caldera a las condiciones atmosféricas de la zona geográfica donde se instalará.
  • Si vive en una zona en la que la electricidad es escasa, puede valer la pena invertir en un sistema de propano o gas natural en lugar de sistemas alimentados por electricidad. Estos sistemas se basan en el gas en lugar de en la electricidad, por lo que no necesitan líneas eléctricas ni tomas de corriente para funcionar correctamente.

Si estás pensando en instalar una caldera en tu casa, es posible que te preguntes cuánto costará.

El precio de la instalación de una caldera puede variar en función del tipo de caldera que elijas. Esto es lo que debes saber:

  • Tiempo de instalación de la caldera: depende de si hay que sustituir la antigua o si hay que solucionar otros problemas antes de instalar la nueva. Si hay que sustituir la caldera antigua, se tardará más tiempo que si lo único que se necesita es añadir una o dos piezas más. Esto también depende de si hay o no otros problemas en tu casa que necesiten ser arreglados antes de instalar cualquier otra cosa (como problemas de presión de agua).
  • Precio de la instalación de la caldera: si estás buscando un número exacto, no podemos decirte exactamente cuánto costará porque cada trabajo es diferente en función del tamaño de la casa y si tiene o no otros problemas en su interior (como problemas de presión de agua).

El presupuesto de instalación de una caldera puede variar dependiendo de las necesidades del cliente. En el caso de instalar la caldera de gas desde cero, el precio puede oscilar entre 1.600 € hasta los 4.500 €; por otro lado, el cambio de caldera a gas natural puede costar alrededor de 1.500 € de media. Ten en cuenta que nuestros presupuestos son personalizables y que no es lo mismo instalar una caldera eléctrica que una caldera de gas que necesitará

Título