Saltar al contenido

El termostato de calefacción se ha convertido en uno de los principales aliados de los españoles para proteger sus gastos en facturas de electricidad. Estos equipos son una parte importante en cualquier sistema de calefacción porque optimizan el funcionamiento de las calderas, pero siempre promoviendo el ahorro. Es así como consigues pagar menos en facturas de energía, pero manteniendo un ambiente acogedor en tu vivienda, oficina o empresa.

¿Cómo funciona?

  • Dinos qué necesitas rellenando el formulario o llamándonos por
    teléfono
  • Nuestros agentes te facilitarán el precio y te gestionarán la cita con el operador
  • Un profesional vendrá a tu domicilio a realizar la instalación o explicarte el presupuesto

Las nuevas tecnologías han ayudado a perfeccionar los termostatos de calefacción; permitiéndoles así poder elegir entre diferentes tipos que responden de forma eficaz a todas tus necesidades.

En SomGas conocemos cuáles son los mejores termostatos de calefacción que se adaptan sin problemas a diferentes factores de espacio, condiciones climáticas, de consumo, etc. Nuestros expertos siempre te recomendarán el modelo que cumpla con tus expectativas; y además, se comprometen a atenderte con labores de mantenimiento o reparación cuando quieras las 24 horas del día, todo el año.

¿Cómo funciona un termostato de calefacción?

Los circuitos internos de un termostato de calefacción, compuesto por tiras bimetálicas, reaccionan a factores ambientales para desconectarse y conectarse cuando el ambiente lo requiera. Es decir, mide y regula la temperatura del ambiente y se comporta en función a ella.

Básicamente un termostato de la calefacción pasa electricidad por las tiras, haciendo que se expandan y emanen calor; cuando el espacio alcanza la temperatura ideal (que se puede ajustar automáticamente o de forma manual) dichas tiras comienzan a enfriarse y a juntarse. Una vez lo logran, el proceso comienza de nuevo

Tipos de termostatos

Existen diferentes tipos de termostatos de calefacción que se diferencian por su forma de funcionar, precio y capacidades. Generalmente todos cumplen con el mismo objetivo de medir y regular la temperatura en un espacio determinado; pero algunos de ajustan mejor a necesidades específicas. Aquí te los mostramos.

Digital

Si eres de los que está siempre pendiente de las nuevas tendencias tecnológicas, encontrarás en un termostato de calefacción digital un aliado importante que se encarga de realizar todos los procesos de forma automática. Esa cualidad te permitirá ahorrar hasta un 20% en tus facturas de energía, y además garantiza el funcionamiento óptimo del equipo.

Estos termostatos digitales de calefacción son populares porque son de fácil instalación y cuentan con diferentes opciones de ajustes que te permitirán personalizar sus funciones. Por ser tan populares actualmente en España también gozarás de más variedad de modelos y precios.

De contacto

Quienes no están muy familiarizados con temas tecnológicos suelen optar siempre por los termostatos de contacto para calefacción. Este tipo de termostato, también conocido como analógicos, sigue siendo muy utilizados en los hogares de toda España.

Lo mejor de ellos es que cumplen las mismas funciones que un termostato digital (sin ser tan precisos), pero a precios más asequibles. Promueven el ahorro de energía eléctrica también con un rendimiento que garantiza una aclimatación homogénea.

termostato de calefaccion economico

Donde colocar el termostato de calefacción?

Con el fin de que el termostato de calefacción, ya sea digital o analógico, funcione correctamente, es importante colocarlo en un lugar donde las temperaturas no sean altas. Por ejemplo, las cocinas, o espacios a los que les pegue directamente el sol están descartados.

También sería ideal que pudieras colocar el termostato de la calefacción a una altura de al menos 1.50 metros. Esto lo ayudará a obtener la información necesaria sobre los niveles de humedad y temperatura de tu hogar para saber cómo desempeñar su tarea. Ten presente que si tu inmueble está totalmente aislado en el lugar donde el aparato trabajará, ahorrarás más energía y dinero.