Saltar al contenido

Existen diferentes sistemas de calefacción que responden a necesidades específicas de las personas. En España se estima que más del 90% de los hogares posee algún sistema de calefacción, y si el tuyo no es uno de ellos, es probable que estés pensando en instalar uno de ellos. 

Elegir un equipo de calefacción eficiente y económica no es tarea sencilla debido a que hay muchas marcas y modelos en el mercado. Por suerte cuentas con la ayuda de SomGas para conseguir la calefacción para casa que se adapte a tus necesidades y a las de tu familia.

Ten en cuenta que todos los sistemas de calefacción disponibles cumplen con el propósito de mejorar la calidad de vida dentro tu hogar, pero todos trabajan con diferentes métodos. Dichos métodos responden mejor a necesidades de uso, espacios y condiciones atmosféricas específicas, por eso es importante explicar los diferentes tipos uno a uno.

Cuando solicitas nuestros servicios dispones inmediatamente de la ayuda de uno de nuestros profesionales autorizados. Ellos tienen la tarea de identificar diferentes aspectos de tu vivienda, oficina o empresa para asegurar la elección del sistema de calefacción ideal.

Pero antes de que comience el proceso de compra e instalación de una calefacción de hogar, te será muy útil conocer cuál es el mejor sistema de calefacción disponible. Por eso hemos preparado esta pequeña guía donde te explicamos los distintos tipos de calefacción que existen.

Calefacción de gas natural

Los sistemas de calefacción de gas natural se perfilan como los más seguros, limpios y cómodos para tener en el hogar. Funcionan a través de un sistema de tuberías por donde se transporta el agua caliente que llega a los radiadores. Dicha agua se calienta y se impulsa gracias a la combustión del gas natural.

Este sistema ofrece beneficios como un fácil uso e independencia de la comunidad porque no tendrás que compartir una caldera con varios pisos. Es eficiente y permite el máximo aprovechamiento del combustible para no solo ahorrar en facturas de gas y electricidad, sino también en mantenimiento del equipo.

Calefacción de gasoil

La calefacción por gasoil o gasóleo es una de las más comunes en España. Las viviendas que se encuentran en zonas rurales y que por lo general no tienen acceso a gas natural directo optan por este combustible para calentarse en los días de invierno. Estas máquinas utilizan el gasóleo C, un subproducto del petróleo, para generar calor mediante la combustión del mismo.

Su funcionamiento es similar al de otros tipos de sistemas de calefacción, pero ofrece ventajas específicas. Una de ellas ya la mencionamos y es que tiene un alcance más general. También cuentan con una vida útil más larga y representan menos peligro porque son fáciles de usar y trabajan a temperaturas menores que otras máquinas similares.

Calefacción eléctrica

Es el sistema de calefacción que más rápido ha crecido en popularidad dentro de España. Se estima que actualmente el 18% de los hogares españoles consideran que este es el mejor sistema de calefacción para una casa. La principal ventaja que ofrece es que no presenta fuga de gas, por lo que su rendimiento es superior al 95%.

Calefacción de pellets

La calefacción de pellets, también conocida como calefacción por biomasa, pertenece al grupo de sistemas de calefacción económicos para casas. Eso se debe principalmente a que emplean como combustibles materiales orgánicos cuyos precios no fluctúan; tampoco consumen gas o electricidad, así que tus facturas no se verán afectadas.

Por otro lado, cabe mencionar que es el tipo de sistema de calefacción para viviendas más ecológico que existe. Sus desechos, vueltos cenizas luego de la combustión, pueden ser reutilizados como abono. Además, no emiten CO2.